Google prueba su nuevo teléfono movil, el Nexus One

Google está decidida a aumentar su influencia sobre el uso de internet a través de teléfonos móviles, aunque el próximo paso en su propósito empañe algunas de las relaciones forjadas durante su expansión de dos años en la industria inalámbrica.

Google desarrolla un nuevo teléfono llamado “Nexus One”, que está probando por medio de sus 20.000 empleados, que recibieron el artefacto esta semana.

La empresa se negó a comentar sobre los motivos del desarrollo del Nexus One, pero el Wall Street Journal y el New York Times dijeron que la prueba a cargo de los empleados es el preludio a la venta directa a los consumidores el año próximo.

El teléfono _fabricado por HTC de Taiwán_ no estará vinculado con ninguna empresa telefónica específica, al contrario de otros aparatos que usan el sistema operativo móvil “Android” de Google.

La autonomía de un teléfono móvil “independiente” daría a los consumidores mayor libertad para elegir la compañía telefónica de su preferencia, aunque la tecnología especial que usan las redes inalámbricas competidoras probablemente limitará las opciones.

No está claro el alcance de las ambiciones de Google con su teléfono. A menos que esté dispuesta a vender el teléfono a pérdida, el Nexus One probablemente será mucho más caro que el iPhone de Apple y artefactos similares, que reciben subsidios de las empresas de celulares.

La mayoría de los teléfonos “inteligentes” se venden por 50 a 200 dólares, en vez de los 400 a 600 que costarían sin esa ayuda financiera. Las empresas recuperan sus gastos por medio de contratos de servicio obligatorios que cuestan de 800 a 1.000 dólares anuales.

Sin un fuerte descuento, Nexus One no hará mucha mella en el mercado de los teléfonos móviles, pronosticó el analista Charles Golvin de Forrester Research.

Google, con sede en Mountain View, California, empezó a vender una versión independiente del primer teléfono Android, el G1 de T-Mobile, por 399 dólares el año pasado.

Si se propone mantener el precio del Nexus One suficientemente bajo como para concitar el interés de los consumidores y proteger sus ganancias, Google podría tener que negociar subsidios de las empresas telefónicas inalámbricas. O quizás espera generar suficientes ingresos de avisos en las páginas web de los móviles y las aplicaciones cargadas en el Nexus One como para cubrir el costo de cualquier descuento.

Vía | boygeniusreport.com