Office 2010 – A fondo

office_2010_0

Ya se puede descargar gratis Microsoft Office 2010 en español y no hemos podido resistir la tentación de probarlo cuanto antes. Dados los numerosos cambios que Microsoft ha introducido en su nuevo Windows 7, es lógico que existiese cierta curiosidad por conocer qué novedades han incluido los de Redmond en esta nueva entrega de su suite ofimática. ¿Han mejorado Word, Excel, PowerPoint, Outlook y demás respecto a Office 2007? Comprobémoslo en el siguiente análisis.

Primeras impresiones

De entrada, el aspecto de las aplicaciones no difiere demasiado de la versión anterior de Office. Pero claro está que hay unas cuantas variaciones, más pequeñas en unos casos y muy significativas en otros. Todos han adoptado plenamente la interfaz Ribbon, de modo que el manejo se vuelve mucho más intuitivo. En lugar de desplegar los habituales menús contextuales, ahora las herramientas se aglutinan en una banda inferior. La gran mayoría llevan un icono asociado, de modo que identificarlas es mucho más fácil.

office_2010_1

De modo similar actúa el botón Office. Situado en la parte superior izquierda de todos los programas, aglutina las principales funciones del menú Archivo. Al pulsarlo, aparece una nueva pantalla con los comandos comunes: cargar o salvar el documento, imprimirlo o compartirlo por correo electrónico o como entrada de blog. Una vez más, los iconos ayudan a reconocer ágilmente para qué sirve cada uno de ellos.

Edición de imágenes

Es una de las novedades más llamativas en Office 2010. Además de la inserción de imágenes desde archivo, ahora se nos permite capturarlas y editarlas sin necesidad de usar software adicional (como Photoshop o GIMP). Especialmente práctica resulta la herramienta de capturar pantalla, que con un solo clic permite insertar la imagen (completa o recortada a nuestro gusto) de cualquier ventana activa en Windows. Muy útil a la hora de redactar tutoriales o manuales técnicos, por ejemplo. O agilizar el flujo de trabajo cuando se trabaja con imágenes de la web.

office_2010_3

Incluso se les puede aplicar varios efectos y filtros artísticos. Podemos insertar grano de película, trazos de pincel o desenfocar la imagen. Cada uno de ellos dispone de varios parámetros de configuración para ajustar el resultado. Pero sólo es posible aplicar uno al mismo tiempo, así que no podremos combinar varias “capas” como en programas específicos de edición de imagen. De todos modos, sí que es posible realizar ajustes básicos de brillo, contraste o saturación.

office_2010_4

Y ojo con la opción de eliminar el fondo en las imágenes, que es realmente atractiva. Permite recortar una zona de la foto sin necesidad de realizar complicadas selecciones, pero al mismo tiempo con resultados muy satisfactorios. Y con apenas un par de clics de ratón.

Live Preview

office_2010_2

Introducir la función Live Preview en todo el conjunto de programas es otro de los aciertos de Office 2010. Ésta nos ofrece una previsualización en tiempo real del resultado que ofrecen determinadas herramientas. Por ejemplo, a la hora de aplicar los retoques de foto comentados anteriormente. También a la hora de copiar y pegar, un alivio para los que nos hacemos un lío con las distintas opciones (que si combinar formato, que si mantener formato original y demás).

Word: compatibilidad con OpenOffice

Aparte de todas las mejoras ya mencionadas, las aplicaciones también se han reforzado de forma individual. Word 2010 ha dado el paso adelante y desde ahora también acepta documentos en ODF. Es decir, el formato nativo de editores de texto de código abierto, como por ejemplo el popular OpenOffice. Además, también puede abrir o salvar modificaciones en documentos PDF.

Como novedad incluye un sistema de seguridad que se activa automáticamente al cargar archivos descargados desde Internet. Cuando abrimos un documento que hemos recibido por correo electrónico, Word impide que realicemos ningún tipo de edición sobre él a menos que desactivemos su modo seguro.

PowerPoint: edición de vídeo

office_2010_6

Insertar archivos de vídeo no debería suponer demasiadas complicaciones en PowerPoint 2010, pues las herramientas ofrecen bastante versatilidad a la hora de editar las imágenes en movimiento. Así podemos corregir el contraste y el color, recortar la duración, insertar fundidos y aplicar algunos efectos artísticos. Nuevas animaciones y paletas de gráficos SmartArt (que también encontramos en los otros integrantes de Office 2010) completan su lista de novedades reseñables.

Outlook: lavado de cara y chat integrado

La inclusión de la interfaz Ribbon, junto al cómodo botón Office, hacen de Outlook 2010 un programa más asequible. El uso de menús en formato cinta y los iconos de referencia visual nos permiten encontrar rápidamente las distintas opciones. Modificar la configuración de las cuentas de correo o imprimir un mensaje resulta ahora bastante más sencillo.

Pero la mejora estrella en Outlook es sin lugar a dudas su nuevo chat integrado. A través de él podemos iniciar conversaciones de mensajería instantánea con nuestros contactos, exactamente igual que hacemos en Gmail. También es posible comunicarse mediante llamadas de voz, pero de momento la opción de videoconferencia no se encuentra disponible.

Excel: gráficos pequeños en celdas

office_2010_7

De Excel 2010 destaca sobre todo la inclusión de los Sparklines o gráficos en miniatura. Cuando incrustamos una tabla con valores numéricos, es posible añadir una pequeña interpretación gráfica de los mismos que apenas ocupe una celda. Con ello conseguimos visualizar la evolución de los datos insertados o verificar la relación entre pérdidas y ganancias.

Otras mejoras

office_2010_5

Las herramientas de traducción reaparecen en todas las aplicaciones del paquete, así como un corrector ortográfico que aspira a resultar más exacto. En principio, las búsquedas de texto también deberían ser más rápidas y detalladas, aunque a primera vista se desenvuelve de forma similar a las versiones anteriores.

Aunque lo que quizás muchos estén deseando oír es que, en efecto, Office 2010 tiene un funcionamiento ágil y fluido. Pese a que se ha mejorado la interfaz gráfica y se han integrado algunas aplicaciones avanzadas (Live Preview o los filtros de imagen), cualquiera de los programas consume menos recursos que sus versiones anteriores. Incluso en un equipo con Windows Vista y lo justo en memoria RAM es posible trabajar sin interrupciones ni largos tiempos de carga. Sólo esa mejora ya conseguirá que muchos usuarios den la bienvenida a Office 2010.

Vía: tuexperto.com