Ahora lo ves y ahora no lo ves…

Cardok, un garaje que aparece y desaparece

cardok1

¿Dónde aparco el coche? Lo ideal sería esconderlo. Debajo de la manta. O, en este caso, debajo del jardín o el camino de la entrada. Esta es la solución que propone Cardok, una empresa inglesa creadora de un curioso dispositivo de aparcamiento subterráneo que aparece y desaparece.

Se trata de un elevador, al más puro estilo James Bond, que se coloca en el exterior de una casa y que “esconde” el coche y deja un nuevo hueco en la superficie para un segundo vehículo. Todo de lo más disimulado. Aquí podemos ver un vídeo del invento en cuestión…

El Cardok se ha convertido en la última moda entre los millonarios ingleses que pueden permitirse las 40.000 libras, unos 45.000 euros, que cuesta la instalación, aunque eso sí, de manera gratuita te hacen un estudio de viabilidad. No deben ser pocos, porque por asombroso que parezca, existe una lista de espera de cuatro meses.

Esta solución de parking subterráneo duplica el espacio de aparcamiento. Pero además es una gran idea para evitar robos y problemas en el coche gracias a su capacidad de camuflaje. Además reduce mucho el impacto visual, precisa de mucho menos espacio que un garaje convencional y, sobre todo, es todo un espectáculo cuando llegan las visitas a casa.

cardok2

Existen varios modelos, el Cardok Mono sólo sirve para un único coche que queda oculto, el Cardok Multi tiene un motor más potente y sirve para aparcar otro coche encima de la plataforma.

Vía: Newslite.tv | Tuexperto