Las casas anfibias de Holanda »

floating_homes_2_1.jpg

Debido al bajo nivel de su topografía Holanda es uno de los países que más sienten los efectos de las inundaciones. Por esta razón, los holandeses solamente construían casas en zonas donde los diques pudieran evitar el impacto de inundaciones catastróficas. Este sistema de construcción funcionó perfectamente durante muchos años, pero con el aumento inevitable de los niveles de agua debido al calentamiento global los arquitectos holandeses han empezado a innovar la manera de construir viviendas, erigiendolas sobre el agua.

Lograr que una casa sea construida sobre el agua requiere no solamente que la estructura sea completamente impermeable, sino también que sus cimientos floten. Los cimientos de las casas son hechos con grandes cajas de concreto rellenas de espuma ubicadas sobre el fondo de ríos, canales o lagos. La electricidad y el acueducto son conectados a través de tuberías flexibles. Aunque cada casa es bastante estable, al unir varias de ellas se aumenta aun más la estabilidad de las estructuras. En caso de un aumento repentino de los niveles acuáticos, los cimientos flotan, manteniendo las casas al mismo nivel del agua.

Este nuevo concepto arquitectónico no solamente significa un cambio de  estilo en la manera de construir viviendas, también implica un potencial cambio al estilo de vida tradicional, pues al poder mover las casas de un sitio a otro será fácil para los holandeses volver a la vida nómada que caracterizó a los primeros habitantes de ese país. [Inhabitat]